Las personas encargadas de liderar y dirigir equipos son los responsables de fomentar el máximo rendimiento de las personas que de él dependen. La mayoría de los gestores sanitarios, reconocen que la motivación es clave en la consecución de los objetivos, pero pocos, conocen la forma correcta de influir sobre las personas para motivarlas en esa dirección