El conocimiento de las estructuras que componen las organizaciones sanitarias es fundamental para la prestación de un servicio de calidad. Identificar y comprender las estructuras, procesos, sistemas de organización y gestión de los recursos deben ser competencias poseídas por todos los profesionales, especialmente por las personas con responsabilidades de gestión en las organizaciones sanitarias.